Bienestar para navegar el presente

Texto por Fabiola Leyva
Llegó el cambio, y este momento trae consigo incomodidad y miedo. Como seres humanos es imposible no alarmarnos, pero han pasado ya varias semanas y es necesario tomar un par de respiraciones para poder observar con plena atención un escenario no fijo, sino en movimiento, en el que lo único que tenemos asegurado para bien y para mal es que nada es permanente.

Estamos de nuevo en crisis económica y hay gente sufriendo por un virus para el que no hay vacuna. Nadie está negando lo doloroso del escenario, sin embargo está en juego el triunfo o el fracaso del cambio verdadero. Es en las crisis que las cosas se reacomodan y quizás si ponemos de nuestra parte, esta vez ese nuevo orden -o ese “nuevo normal”- será mejor para todas las personas.

Trabajadores en traje de Tyvek sanitizan oficinas públicas en la Alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México debido a la epidemia de COVID-19.

El COVID-19 vino a dejarnos claro que ningún país tiene el sistema de salud para hacer frente a esta crisis; la crisis económica nos dejó claro que hay mucha información allá afuera que no entendemos, que nuestros sistemas siguen diseñados para unas cuantas personas y que la gran mayoría de la gente que siempre ha tenido poco, ahora tendrá menos. Esto evidencia que todo está sumamente interconectado: el bienestar de las otras personas es el mío.
• Se necesita que trabajemos en nuestro entorno para cultivar la autenticidad y la resiliencia que demanda la crisis hacia una mentalidad capaz de servir a otras personas y repensar mandatos.
• Se necesitan equipos con la seguridad psicológica y la humildad suficiente para guiarse de forma colaborativa e innovadora.
• Se necesitan organizaciones que protejan a las personas más vulnerables, abiertas a hacer las cosas de forma diferente, con una visión sostenible a futuro.
• Se necesita la suma de todas las partes y una mentalidad colectiva que redefina el sentido del crecimiento.

¿Cómo podemos movernos hacia esta oportunidad de mejora?
1.Desarrolla tu liderazgo
✓ Vive el presente
Estamos pasando por el dolor de la pérdida o quizás estamos en ostrich effect queriendo negar lo que ya es innegable. Permitirte sentir el cambio es el primer paso para avanzar.
✓ Cuida tu bienestar
Una persona que no sabe cuidar de sí misma difícilmente puede cuidar de un equipo o de una organización. Genera un balance entre la productividad laboral y las otras dimensiones de tu vida.
✓ Adquiere nuevas habilidades
Pide retroalimentación sobre tu liderazgo. Sabemos que es una zona incómoda pero en ella hay potencial que aún no conoces.

2. Cuida a tu equipo
✓ Nutre tu cultura
Es un momento idóneo para crear nuevos rituales y comportamientos. Identifica cuáles construyen sobre el futuro de tu organización, quizás hoy es hora de tener menos juntas de trabajo, pero en momentos que permitan una mejor planeación para cada persona, y quizás hoy necesitas nuevas herramientas de rendición de cuentas.
✓ Comunícate de forma solidaria
Permítete a ti y a las demás personas ser vulnerables, ten certeza en tus mensajes de forma que las interacciones sean productivas y altamente humanas.
✓ Enfócate en las fortalezas
Saca provecho de todo el contenido abierto que actualmente se expone en plataformas digitales para capacitar a tus equipos. Recuerda que en el cambio siempre es valioso identificar champions: detecta quiénes están teniendo una respuesta positiva en tu equipo y trae todas sus capacidades a la mesa para redistribuir el talento.

El siguiente marco podría ayudarte a diseñar tu estrategia, para que comuniques a tu equipo cómo se ve el cambio para ustedes. En “Strategy Under Uncertainty” de Harvard  Business Review, Hugh Courtney, Jane Kirkland y Patrick Viguerie plantean el manejo de situaciones que van desde futuros lo suficientemente claros, hasta escenarios verdaderamente ambiguos:
Strategy under Uncertainty, Hugh Courtney, Jane Kirkland and Patrick Vigurie. Harvard Business Review.
3. Redefine el éxito
✓ Fortalece tu propósito y tus valores acorde al momento
La congruencia transmite un sentido de seguridad que permitirá a todos los equipos moverse hacia adelante y diseñar nuevas estrategias.
✓ Prioriza la consciencia ante las acciones
Crea pequeños prototipos que te permitan ir generando una ruta sin demasiado riesgo.
✓ Rediseña tu propuesta de valor
Es momento de transformar tu narrativa hacia una propuesta de valor compartido. Reflexiona sobre cómo se ve el éxito desde un lente que cuida el bienestar de las personas y el planeta, revisita tus habilidades y recuerda qué es lo que te apasiona.

4. Fortalece tu comunidad
✓ Abre tu conocimiento
Nuestras comunidades hoy se han convertido en sistemas que pueden administrarse por sí solos pero necesitan de la confianza entre cada uno de sus integrantes. Abre tu conocimiento: en la medida que más personas busquen ser mentores y aprendices, mayor conocimiento colectivo existirá y aumentará la viabilidad de mover la economía.
✓ Usa la tecnología
Nunca antes nuestras redes y plataformas tuvieron este alcance, ahora tu mensaje tiene mejores posibilidades de llegar a más personas.
✓ Piensa de forma sistémica
Juega con escenarios y planes a corto plazo, sumando la cantidad de actores que sean necesarios para moverte hacia adelante. Hoy tenemos lo necesario para alimentar nuestra mentalidad, dejarnos conmover frente al presente y adoptar los comportamientos de transición oportunos, para que en cuanto salgamos del shock, rindamos honor al pasado con un liderazgo basado en el cambio y caminemos con el discurso que hace mucho ya se venía conversando. ¡Naveguemos la incertidumbre en conjunto!

Desde Cirklo estamos trabajando para acercarte a recursos inspiracionales, con líneas y herramientas accionables. Nuestra intención es explorar los límites, pues creemos que en la incertidumbre existe un gran potencial de transformación, que cualquier persona puede detonar. Si esto resuena contigo, te invitamos a descargar nuestro manual para que puedas crear bienestar en tu mundo interior, como base para generar bienestar en tu mundo exterior. ¡Hasta pronto!