Midiendo la viabilidad de un cambio sistémico con procesos ágiles

Texto por Mónica Arriaga / Ilustración por Pájaro
Colaboramos con el Centro Terwilliger de Innovación de la Vivienda (CTIV) y estudiantes de maestría de la Universidad de Notre Dame para ver la viabilidad de implementar métodos más seguros y eficientes en la industria de la construcción.

En México, el 70% de las personas autoconstruyen su hogar, muchas veces sin un conocimiento profundo sobre cómo edificar una casa segura. Esto presenta un gran riesgo ante emergencias y desastres naturales, en los que mucha gente puede perder su patrimonio e incluso su vida.

Recientemente colaboramos con el Centro Terwilliger de Innovación de la Vivienda (CTIV) y la Universidad de Notre Dame. El reto fue diseñar dos talleres que nos permitieran entender las prácticas y las creencias detrás de la autoconstrucción, así como la disposición a cambiar métodos y materiales tradicionales por dos sistemas de construcción modulares: uno destinado a trabajadores de la construcción y otro a administradores del hogar. Para este reto, tuvimos solo dos semanas.

Debido a la gran limitante de tiempo y al reto tan complejo al que nos enfrentábamos, utilizamos procesos ágiles para entender el problema, analizar la investigación de forma eficiente y proponer actividades que nos ayudarán a medir el cambio de comportamiento a través de talleres. Fue un proceso retador, pero te contamos las 4 etapas que seguimos para lograr el objetivo:

 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

🤔🗓️

1. Diseñamos las sesiones de trabajo
Al principio del proyecto, necesitábamos una visión clara de las actividades a realizar, si queríamos terminar a tiempo.

 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

2. Alineamos a los equipos
En este reto, colaboramos con tres equipos muy distintos entre sí. El equipo del Centro Terwillliger de Innovación de la Vivienda (CTIV), el equipo de investigación de la Universidad de Notre Dame y el equipo Cirklo. Alinear objetivos y tareas nos resultó muy útil para terminar en tiempo y forma. Las alineaciones ágiles que realizamos eran muy similares al tipo de alineaciones rápidas de la metodología Scrum, que hemos explicado en este otro artículo.

 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

3. Definimos una hipótesis a validar
Determinamos las hipótesis o las suposiciones sobre por qué la gente construye como construye, y cuáles podrían ser sus motivaciones para cambiar estos hábitos.

 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

4. Definimos métricas
Después de definir lo que tenía que validarse, delimitar la forma en que podríamos medir estos cambios de comportamiento fue la mejor manera de descartar ideas y posibles soluciones ágilmente.

 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Esta colaboración fue un reto para Cirklo, ya que aplicamos metodologías de procesos ágiles y design thinking para diseñar experimentos de estudio de cambio de comportamiento. Encontramos una oportunidad para aplicar estas metodologías a problemas complejos, inciertos e ínter-conectados.

 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Los resultados de los talleres con trabajadores de la construcción y administradores del hogar contribuyeron a la ideación de posibles soluciones y planes de implementación sobre los que el CTIV y la Universidad de Notre Dame trabajan actualmente.

Para conocer más
“Frame Innovation: Create New Thinking by Design” por Kees Dorst, “Scrum Down: A Software Engineer and a Sociologist Explore the Implementation of an Agile Method” por Chris Bates, “El 70% de mexicanos autoconstruye su vivienda, desde la informalidad” por Mario Mendoza